Aplica este truco de mentalismo para revolucionar tu web de coaching

coaching

Piensa un número del 1 al 5.

¿Es el 4?

Ahora imagina un color.

¿Rojo tal vez?

Siempre me ha gustado jugar a ser mentalista.

Desde pequeñito.

Me fascina la gente que es capaz de hacerte pensar en algo concreto utilizando algún truco persuasivo.

He llegado a aburrir a mi hermana y a mis padres pidiéndoles que volvieran a pensar en un número del 1 al 10 porque el anterior no lo había adivinado.

Me concentraba, cerraba los ojos…

¡Y soltaba el primer número que se dibujaba en la pizarra imaginaria de mi mente!

 

Definición de mentalista

Según la RAE, el mentalista es aquel que supuestamente adivina el pensamiento.

Es decir, no lo adivina. Pero parece que sí que lo hace.

Si realmente lo hiciera, entraríamos en otros temas muy interesantes como el de la telepatía. Pero eso mejor lo dejamos para los expertos en parapsicología.

 

¿Y qué tiene que ver un mentalista con un negocio de coaching?

Mucho.

Porque hoy voy a desvelarte un truco de copywriting que podría enseñarte un buen mentalista.

Aplicándolo correctamente podrás doblar las ventas de tus servicios y productos de coaching. Palabra.

 

El truco de mentalista: ponte en la mente de tu cliente

Las emociones marcan todas nuestras decisiones de compra

Las emociones son el factor que domina todas nuestras las decisiones de compra, incluso aquellas que parecen más racionales.

Desde elegir un banco para guardar nuestros ahorros hasta comprar un jersey que acabamos de ver en un escaparate. En todas las decisiones de compra entran en juego nuestras emociones aunque después las tapemos con una excusa racional.

Este banco ofrece mejor servicio que los demás.

En realidad lo hemos elegido por su color corporativo y porque la chica que nos ha atendido nos ha caído súper bien.

Cariño, necesitaba un jersey, sólo tengo dos que me vayan bien.

Siendo sinceros, lo hemos comprado porque es rojo y nos vendrá genial para sorprender a nuestros amigos de la infancia en la cena que han organizado para el próximo viernes.

 

Si logras detectar qué emociones están latentes bajo las decisiones de tu cliente ideal, estarás capacitado para vender mucho más

Si sabes cómo detectar las emociones que están latentes bajo las decisiones de tus posibles compradores tienes muchísimo ganado. Porque sólo tienes que hacer referencia a ellas para seducir definitivamente a tu audiencia.

Será entonces cuando escuches frases del tipo:

  • Me quedé sorprendida. Parecía que me hablaras directamente a mí cuando leí el post sobre inteligencia emocional.
  • Definitivamente quiero trabajar conmigo. Has entendido lo que me pasa desde el minuto cero.
  • Voy a comprar tu curso sobre productividad. Es increíble cómo me has entendido y ahora veo que la solución pasa por organizar mejor mi tiempo.

Cuando estableces una conexión emocional con una persona te empiezas a ganar su confianza. Y te posicionas como la mejor elección para solucionar sus problemas.

Céntrate en conectar con esas emociones

Si descubres que un potencial cliente tiene un temor, una aspiración o un anhelo, utiliza esta información para que acabe realizando la acción que creas que mejor le puede ayudar:

  • Suscribirse a tu blog para leer tus contenidos semanales sobre estilos de vida saludables
  • Comprar un curso específico sobre “cómo mejorar las relaciones familiares” con el que podrá solucionar el problema de comunicación con sus hijos
  • Contratar un servicio de coaching para mejorar su autoestima

Te tiene que importar (y mucho) tu cliente ideal. Pero sobretodo te tiene que importar conocer a fondo cómo piensa.

Entrar en su mente, identificar sus sueños, conocer sus deseos, descubrir sus frustraciones, etc.

Invierte horas pensando en ello.

Cuando saques un nuevo servicio o producto a la venta a través de tu Web, invierte horas en pensar de la misma forma que lo hace tu cliente ideal.

Así, cuando empiece a leer información acerca de tu nuevo producto o servicio, se dará por aludido. Se sentirá inevitablemente identificado.

 

Aplicación con una dosis de copywriting

Se ha escrito muchísimo sobre el marketing de atracción y todo tipo de técnicas para atraer visitas a una Web.

Es importante, por supuesto.

Pero lo que más importa es que una vez esas visitas están en nuestra web, se suscriban a nuestra newsletter, se sientan entusiasmados por nuestros contenidos, y acaben solicitando nuestros servicios.

Persuadir con información útil.

¿Útil para todo el mundo?

NO.

Como ya sabes, útil para tu cliente ideal.

La mejor forma de comunicar este contenido útil es hacerlo tal como lo harías con un amigo.

No saques tu lado más académico, deja a un lado lo que aprendiste en la universidad y las redacciones del colegio. Habla tal como lo harías con tu mejor amigo/amiga.

La relación de proximidad con el cliente le acerca a ti.

Crea un vínculo emocional gracias a un lenguaje plano, utilizando el filtro “amigo”. Recuerda que la mejor forma de dominar esta técnica es practicar y practicar.

Una vez hayas identificado las emociones que imperan detrás de una emoción de compra en tu negocio de coaching, recrea en la mente de tu cliente la solución perfecta y haz que se imagine esa situación ideal soñada a través de las palabras positivas y sensoriales.

Dos apuntes más antes de terminar

#1 Las palabras esconden un gran poder

No pienses en un elefante azul

¿Un elefante azul?

Imposible no pensar en el dichoso elefante azul, ¿verdad?

¡Corre! ¡Cooooorreeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee! ¡¡Hay un tigre ahí delante!!

Cuando escuchamos esto, se activan los mismos grupos neuronales que cuando corremos realmente.

Somos generadores de estados de ánimo. Debemos tenerlo siempre presente cuando escribamos cualquier contenido en nuestra página Web. Y tenemos que poner especial atención cuando estamos escribiendo una página de ventas de un servicio o producto.

Las palabras que utilizamos generan sentimientos, acciones. Disparan estados internos asociados a su significado.

  • Utiliza un lenguaje positivo, que transpire buen rollo.
  • Interpreta qué palabras usa tu cliente ideal y reprodúcelas en tus páginas de ventas.
  • Escribe apelando a la imaginación, entra en la mente del lector.

 

#2 El cerebro agradece los contrastes

Es una forma natural de detectar los peligros.

En un proceso de venta, esta información nos resulta muy útil.

Los consumidores tenemos tendencia a prestar atención a un grupo de productos. Y no solo a uno. ¿Por qué? Para poder comparar. Aunque sea de forma inconsciente.

Nuestro cerebro está continuamente comparando.

Genera contraste: ayuda al cliente a poder decidir ofreciéndole diversas opciones de un mismo producto o servicio.

Cuando un vendedor nos muestra una amplia gama de productos, nuestra decisión de compra se debe en muchos casos a la comparación que hacemos entre la variedad de opciones que nos ofrece.

Un ejemplo cotidiano lo encontramos en la carta de vinos de un restaurante: no escogemos ni el más barato ni el más caro, si no el que nos parece más razonable desde un punto de vista de calidad-precio. Así, para vender un vino de 23 € debes añadir a la carta otro de 38 €.

Otro ejemplo lo encontramos en este curso de Víctor Martín:

¿Cuál crees que habrá sido la opción más demandada?

coaching

 

###

¿Tienes una web/blog de coaching?

Deja un comentario a continuación con el enlace al artículo que creas que más conecta con tu cliente ideal. Me lo leeré y responderé a tu comentario con mi opinión.

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *