Pensar que cuanto más grande sea nuestra audiencia, más triunfaremos en nuestro negocio, es un error bastante común. Si a la pregunta ¿quién es tu cliente ideal?, la respuesta que das es “hombres y mujeres, de 20 a 60 años”, mal vamos. No estoy aquí para meterte la bronca, no te preocupes, si no para dejarte claro que una de las primeras tareas que debes hacer al empezar a escribir en tu nuevo negocio online es preguntarte a quién te diriges.

La buena comunicación es fundamental en todo proceso de venta. Debes explicar claramente los beneficios de tus productos o servicios. Esto es una evidencia. Ahora bien, ¿sabrías concretar detalladamente a quién se lo quieres vender?

¿Sabes para quién escribes en tu blog?

Tener claro a quién te diriges es una prioridad. Debes cubrir las necesidades de tus clientes potenciales, de tu target. Si quieres llegar a tu público objetivo, primero tienes que definir a tu cliente ideal.

Desde el minuto cero, pon interés en saber exactamente quién hay detrás de tu web, de tu blog, de tu negocio online. Es una tarea primordial. No la dejes para más adelante.

Si estás empezando un proyecto, ten muy claro a quién te diriges desde hoy mismo.

Sólo teniendo muy claro a quién te diriges conseguirás ventas.

Y cuanto mas conozcas a tu audiencia, más venderás. Más beneficios tendrás.

En cambio, si intentas venderle a todo el mundo, acabarás por no venderle a nadie. Si no sabes con exactitud quién es tu cliente ideal no lograrás conectar con él. Tendrás un mensaje difuso con el que ningún lector se sentirá identificado.

Las 8 preguntas clave para definir a tu cliente ideal

Te propongo ocho preguntas que te ayudarán a definir con exactitud a tu cliente ideal, a aquella persona que acabará leyéndote asiduamente, comprando tus productos y, lo que es más importante, que estará tan satisfecha con lo que le has aportado (ya sea un producto o un servicio) que te recomendará a sus amigos. Si lo conoces bien y solucionas sus problemas, se convertirá en un evangelizador de tu negocio, ya que no existe mejor vendedor que un cliente satisfecho.

1 ¿Es un hombre o una mujer?

Es posible que al hacerte esta pregunta pienses que tu cliente ideal puede ser tanto hombre como mujer. Es lógico, por lo general no queremos descartar de buenas a primeras a la mitad de la población. Pero esta pregunta se refiere a que pienses si la mayoría de tu target es hombre o mujer. De esta forma podrás empezar a definir cuál es tu mercado principal.

2 ¿Cuántos años tiene?

Saber la edad de tu cliente ideal será fundamental para establecer qué tipo de lenguaje utilizas o qué estrategias de marketing debes priorizar. También te servirá para saber a través de qué canales vas a comunicarte con él o ella. Cuanto más específico seas, mejor.

3 ¿A qué se dedica?

Saber si es abogado, médico, músico, farmacéutico, profesor o guardia urbano te va a ayudar a definir tu línea de productos y servicios. Podrás establecer un buen plan de marketing y sabrás qué lenguaje debes usar en tus contenidos web.

4 ¿Tiene familia?

Contestar a esta pregunta te va a permitir saber mucho acerca de su tiempo libre, sus obligaciones, sus posibles horarios, sus necesidades, sus gastos, etc.

5 ¿Cuánto dinero gana?

Cuando imagines a tu cliente ideal, piensa también en el sueldo que percibe. En si está o no satisfecho con esa cifra. Si tiene aspiraciones, ansias de superación. Con este dato en la mano también podrás saber de cuanto dinero dispone para gastar en tu negocio, y podrás posicionarte en el mercado con una escala de precios bien ajustada a tu sector. Para ello también será necesario que estudies a la competencia.

6 ¿Cuáles son sus aficiones y gustos?

Si sabes qué le gusta, tienes mucho ganado. Intenta saber qué libros lee, a qué clases asiste, si prefiere la playa a la montaña, si es vegetariano, si le gustan los idiomas… Si eres fisioterapeuta, por ejemplo, tu cliente ideal practicará deportes y difícilmente será adicto a las series

7 ¿Qué le preocupa?

Puede que a tu cliente ideal le preocupe la política, las finanzas, el cambio climático o la alimentación sana. Intenta averiguarlo. Conseguirás conocerle mejor y saber qué inquietudes tiene.

8 ¿Cuáles son sus sueños, sus aspiraciones?

Y finalmente llegamos a la gran pregunta. Si conoces la respuesta, vas a iniciar un proceso empático con tu cliente ideal del que depende la continuidad de tu negocio online. Esta es la clave. Si conoces sus aspiraciones, podrás aportarle valor con tus contenidos, venderle exactamente los productos que necesita, y ofrecerle una serie de servicios alineados con sus sueños.

¡Enhorabuena! Ahora ya sabes a quién te diriges.

Ponte en su lugar, resuelve sus problemas, sus dudas.

Guarda toda esta información bajo llave, ya que te va a ayudar a definir toda tu estrategia en la red. Vas a poder diseñar y enfocar tu web hacia tu cliente ideal y escoger los contenidos que más van a gustar a esa persona, según sus necesidades. También podrás crear un lead magnet (material-gancho) atractivo para que se convierta en un suscriptor. Y más adelante podrás presentarle una oferta adecuada a su perfil, a sus gustos y, sobretodo, a sus necesidades.

Esto es sólo un ejemplo de lo que podrás conseguir. Imagina.

Entonces, ¿ya tienes definido a tu cliente ideal? Cuéntamelo en el apartado de comentarios. Lo estoy esperando.

¿Qué te ha parecido el post? Si te ha gustado, compártelo con tus amigos en tus redes sociales. ¡Gracias por leerme!

Escribe textos persuasivos.

Vende con empatía en internet.

Es el momento de dar el GRAN SALTO, tanto si llevas tiempo con tu proyecto online como si estás empezando. ¿Te unes a la comunidad de copywriting consciente?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies