redaccion web textos perfectos

Redacción Web: no te obsesiones con la perfección o acabarás sin publicar nada

En el entorno 2.0 escribir para conectar con la audiencia se ha vuelto imprescindible. La redacción web es asignatura obligatoria para todo emprendedor online.

El SEO juega un papel muy importante en el océano Google pero cuando un posible cliente aterriza en tu web, tus contenidos serán los que le retengan… o no.

La cruda realidad es que un internauta no gastará más de dos segundos en decidir si se queda en tu web y sigue leyendo, o cierra la ventana y elige otras opciones.

Los contenidos de tu web son el punto clave de tu negocio online. También lo son las entradas en tu blog, el contenido que envíes a tus suscriptores mediante una newsletter, así como las interacciones que realices con tus seguidores en las redes sociales.

[Tweet «Para ser visible en internet debes seducir con las palabras. Los contenidos son el pilar de tu negocio online. via @ernesto_copy»]

Debes seducir con las palabras. Ese es el reto. Conectar desde un principio con tu lector/cliente ideal. Pero esta tarea básica puede convertirse en ardua y pesada si te obsesionas con la búsqueda de la perfección.

¿Qué es la perfección?

Decía Mario Benedetti (escritor y poeta uruguayo del siglo XX) que “la perfección es una pulida colección de errores”. Al gran Benedetti no le faltaba razón, ya que para encontrar la perfección, debemos errar una y otra vez.

Probar, modificar, rectificar, y volver a probar. Y aun así, lo más probable es que aun estemos perdidos en el largo camino hacia lo perfecto.

La palabra “perfecto” (del latín, perfectus), es un adjetivo que define aquello “que tiene el mayor grado posible de bondad o excelencia en su línea”. Por tanto, si buscamos la perfección, buscamos la máxima bondad y la máxima excelencia.

Siempre que nos acerquemos a ella, estaremos pisando firme.

Hasta aquí todo cuadra.

Ahora bien, ¿qué ocurre si nuestra búsqueda de la perfección nos lleva a un estado de frustración por no haberla encontrado?

Es entonces cuando se nos aparecen todos los fantasmas.

La inseguridad nos invade, y nos entra el pánico.

No estamos seguros de lo que hemos escrito.

Tenemos dudas que, repaso tras repaso, se vuelven exponenciales. Empezamos a sudar…

Perdemos mucho tiempo.

La lista de la compra para tu Redacción Web:

Aquí llega la hora en la que tienes que parar, respirar profundamente (al menos 3 veces según dicen los entendidos) y acordarte de esta lista:

  1. Mires donde mires, siempre hay cosas a mejorar. No te obsesiones.
  1. Fíate de ti mismo.
  1. Si no te fías, pídele a un amigo que se lea el texto y opine.
  1. Repasa todo el texto y corrige errores.
  1. Repasa otra vez todo el texto y vuelve a corregir errores.
  1. Pule los detalles y publica.
  1. Ya está hecho, no le des más vueltas. A otra cosa.

En resumen, debes buscar la excelencia, sin obsesionarte por la perfección. Ofrece calidad en tus textos y tendrás buenos resultados.

Si te obsesionas buscando un resultado perfecto, perderás mucho tiempo y energía. Y este desgaste será contraproducente: pérdida de motivación, inseguridad, obsesión…

Ser perfeccionista en exceso en tu trabajo no es una virtud, sino más bien una cruz. Así que no te engañes. Si eres de los que nunca dan por terminada una tarea porque te parece que el resultado obtenido no es lo suficiente bueno, te animo a que cambies tu visión. Tu productividad crecerá, así como tu marca personal.

Te darás cuenta de que ya has adquirido el hábito de no ser tan perfeccionista. De ser más constante. Y de encontrar un buen equilibrio entre la calidad de tus textos y el tiempo que le dedicas.

Y tú, ¿eres muy perfeccionista o te contentas con un trabajo bien hecho? Puedes dejar tus comentarios al final del artículo.

¿Qué te ha parecido el post? Si te ha gustado, compártelo con tus amigos en tus redes sociales. ¡Gracias por leerme!

2 comentarios en “Redacción Web: no te obsesiones con la perfección o acabarás sin publicar nada”

  1. Hola Ernesto,

    Muchas gracias por tu post. La verdad es que tocaste uno de mis puntos débiles, y creo que de muchos emprendedores.

    Y es que no hay nada peor para la productividad y para bajar la autoestima que hacer caso a tu “Don Perfecto” y creer que los contenidos que escribes no están a la altura por mucho que los revises una y otra vez.

    Me quedo con tu frase “Ser perfeccionista en exceso en tu trabajo no es una virtud, sino más bien una cruz”, y debo confesar que yo también soy víctima de él más de lo que me gustaría.

    Precisamente por eso, y para poder aportar mi visión y mi experiencia a otros que padecen del mismo mal, en mi blog he tocado el tema del perfeccionismo en un par de ocasiones ya que pienso que es uno de los principales obstáculos que nos paralizan y nos impiden evolucionar.

    En realidad creo que el perfeccionismo no es más que el disfraz del miedo, y al miedo hay que mirarlo a los ojos.

    Por eso me gusta hablar irónicamente de cómo convertirte en un Perfecto Imperfecto para ser feliz y disfrutar más de la vida y de tu trabajo, sin ponerte tantos límites.

    Por aportar algo a tu lista de la compra para la redacción web y relacionado con tu último punto, añadiría “Pon una fecha límite y lánzalo hoy esté como esté”. Quizás no seas Bestseller ni ganes un Premio Pulitzer, pero tirarás para adelante sin tantas tonterías, y tendrás la oportunidad de hacerlo mejor la próxima vez.

    Porque de eso se trata, de aprender de los errores, y como todo en la vida, y en la redacción web también, “la práctica hace al maestro”.

    Un saludo y gracias por compartir.

    Mónica

  2. ¡Hola Mónica!
    Muchas gracias por comentar, y por aportar más valor al post. Te lo agradezco mucho.
    El hechod e poner una fecha límite y cumplirla sí o sí es muy buena opción. LA presión por acabarlo puede jugar a nuestro favor y hacernos sacar lo mejro de nostros mismos.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descarga gratis la hoja de ruta para facturar +6.000€ al mes

Scroll al inicio