¿Te cuesta escribir los artículos de tu blog? ¿No sabes qué palabras utilizar al redactar un email para un posible cliente?

No eres el único (o la única). Es algo que nos ha pasado a todos.

Da pereza ponerse a escribir. Es verdad.

Pero para triunfar en Internet, escribir forma parte del plan. No puedes dejarlo a un lado por pereza. Es imprescindible. Porque aprender a escribir correctamente te va a permitir:

  • Escribir semanalmente los artículos de tu blog
  • Redactar los emails para comunicarte con tus suscriptores
  • Contactar con otros profesionales para solicitar posibles colaboraciones
  • Escribir los contenidos de tu página Web
  • Escribir un libro que te posicione como una autoridad en tu campo

Son solo algunos ejemplos.

Las posibilidades son muchas.

¿Has oído hablar del síndrome de la página en blanco? ¿Y del bloqueo del escritor? Es algo parecido a que se te quede la mente totalmente nublada. Una situación de la que si no sales no puedes escribir ni una sola frase de la que te sientas orgulloso.

Por raro que parezca, este problema quita el sueño a muchos escritores consagrados. Es algo normal en cualquier proceso creativo. De hecho, hay ocasiones en las que lo mejor es dejar de intentarlo, renovar energías, distraerse, y volver a intentarlo con más fuerzas al día siguiente.

Decía Pablo Picasso que la inspiración viene cuando viene, pero mejor que te encuentre trabajando (o algo parecido). Y aquí es dónde quiero llegar.

Cultivar el hábito de la escritura te va a ahorrar tiempo y energía. Como bien sabes, un hábito es algo que hacemos por rutina, casi sin pensar. De tanto repetir y practicar durante mucho tiempo, interiorizamos su mecánica a un nivel casi inconsciente.

Con la escritura lo más importante es para practicar. Escribir mucho. Tachar, borrar y volver a escribir. Esta es la clave para redactar bien. No hay más.

Pero no te preocupes. Si te cuesta escribir, voy a listarte 8 recursos para que crees el hábito de escritura que te ayudará a triunfar profesionalmente.

Son consejos que a mi me sirven y los aplico a diario.

Empecemos.

[Tweet «Descubre cómo crear el hábito de escritura para crecer profesionalmente»]

8 consejos para crear el hábito de escritura que te catapulte profesionalmente

#1 Escoge un día al mes para crear un listado de ideas

Me gustan los lunes. Me siento fresco y enérgico tras el descanso y la desconexión del fin de semana. Para mí es posiblemente el día más productivo de la semana. Y, por regla general, suele ser el día que más escribo. No solo en el ordenador, también a mano. Anoto miles de ideas, de pasos y de tareas a realizar.

El primer lunes del mes es el día en el que actualizo mi lista de ideas:

  • Posibles artículos para el blog
  • Correos a enviar a mis suscriptores
  • Propuestas de colaboraciones con otros profesionales

Son ideas. No redacto los textos al completo. Hago una lista con temas que creo que son importantes para tratar en el blog. Pero no desarrollo los contenidos.

Estas listas, ya sean de posts, de estrategias de marketing a seguir o de posibles colaboraciones, son la base para empezar a redactar los contenidos. Actúan como guía para saber qué temas puedo tratar en el blog, por ejemplo. De esta forma, en el momento de redactar, me centro en una única tarea: escribir.

Te recomiendo que lo hagas. Escribe listas de temáticas a tratar. Incluye a un lado las fuentes (Webs de referencia, manuales, libros, vídeos, cursos, etc) que usarás, posibles títulos y, si quieres, también puedes pensar en un esbozo de cómo será el texto. Pero no pases de aquí. Ya te exprimirás el coco en el momento oportuno.

 

#2 Aprovecha los desplazamientos y los ratos “entre horas”

¿Coges el metro? ¿Pasas cada día más de media hora en el bus? Pasamos mucho tiempo “entre horas” en los que no somos productivos. Desplazamientos, largos descansos tras la comida, esperas en la consulta del médico…

Aprovecha estos espacios de tiempo para empezar a crear los esquemas de tus futuros posts. O de tus emails pendientes de enviar.

Lleva siempre encima un boli y una libreta. También puedes usar aplicaciones de tu SmartPhone como el bloc de notas, pero escribe.

A mi me funciona lo clásico. Papel y boli. Pero cada persona es un mundo.

¿Sabes dónde tengo apuntado el esquema de este post? Adivina.

 

#3 Establece una rutina de escritura

Tu página Web es el epicentro de tu negocio online. Y el blog es el gancho que atrae visitas cualificadas a tu plataforma (ya sea a través de los buscadores o de las redes sociales, por citar dos posibles vías).

Debes seguir una metodología productiva y aplicarla. Y para hacerlo es necesario que tengas interiorizado el hábito de la escritura.

Algunas personas son más productivas por las tardes, otras por las mañanas y otras por las noches. Si te conoces lo suficiente, sabrás cuál es el mejor momento (en tu caso) para escribir. Porque también depende de las obligaciones que tengas.

Debes buscar un espacio diario en el que solo te vas a centrar en escribir. Y cada día, escribir en ese momento de la jornada.

Cuentan los buenos escritores que escribir un libro es una tarea complicada, que suele verse como una gran montaña. Pero debemos tener en cuenta que es imposible escalar esa montaña en un día. Debemos avanzar un pequeño tramo día a día. Y así, con el paso del tiempo, habremos logrado ascender a la cima sin apenas darnos cuenta.

Esta es la mecánica a seguir.

Si escribes a diario, ya sea un post, un correo electrónico, unas páginas de tu nuevo ebook o 1.000 palabras de tu próximo libro, interiorizarás el hábito de escritura. Lo harás tuyo.

Y te volverás imparable.

 

#4 Busca tu lugar inspirador

Los rituales tienen mucha fuerza. Un lugar en el que estés cómodo, olor a incienso, relajarte a través de una meditación guiada o escuchar música relajante pueden ayudarte a concentrarte y a escribir mejor. Cada persona es un mundo. Encuentra lo que a ti te funcione.

En mi caso, me gusta escribir escuchando música suave. Me inspira y me anima a seguir escribiendo. También suelo prepararme un te verde antes de empezar a escribir.

 

#5 Desconéctate del entorno

Antes de escribir, desconéctate. Vivimos siempre conectados, llenos de distracciones. Las alarmas sociales en el móvil, Internet, el teléfono… Libérate de cualquier distracción para poder sacar lo máximo de ti. Puede bastar con silenciar el móvil. Pero si trabajas desde un ordenador con conexión a Internet, desconecta los avisos del correo electrónico y de las redes sociales.

Lo vas a agradecer.

 

#6 Escribe para una persona

¿Cuando escribías cartas en tu adolescencia, pensabas en el destinatario? Por supuesto.

Todos los textos tienen un lector. Van dirigidos a una persona. Ten en cuenta este aspecto siempre al redactar.

Si vas a escribir un artículo para tu blog, es recomendable tener una fotografía, un dibujo o una ficha de tu lector ideal.

No es solo importante para dirigir correctamente tu mensaje, también te va a servir para escribir de forma más fluida, ya que si sabemos para quién escribimos, lo hacemos de forma alegre y cercana. Las palabras aparecen más fácilmente.

Ahora mismo tengo una ficha delante de mí.

La ficha tiene una fotografía para que el efecto sea más poderoso. Estoy escribiendo este post para esa persona, que si no eres tú, tiene muchas cosas en común contigo.

Esta es la magia.

Cuando escribes para alguien atraes a personas similares que comparten las mismas dudas, inquietudes y problemas a resolver. Comparten sueños y aspiraciones, deseos y necesidades.

 

#7 Emociona, emociónate

La emoción es un sentimiento que se contagia. Si entras en una sala donde todo el mundo está riendo, automáticamente se dibuja una sonrisa en tu cara.

Si transmites emoción en tus textos, tu mensaje será mucho más efectivo. Exprésate desde tu autenticidad, utiliza palabras cercanas y genera imágenes en la mente del lector.

Te recomiendo que repases esta lista con consejos de copywriting para que apliques en tus textos, pero recuerda que la empatía es esencial. Ponte en la piel de tu lector y cuéntale lo que quiere saber.

Te aseguro que si haces este ejercicio, te pondrás a escribir y las frases aparecerán solas.

 

#8 Escribe, escribe, escribe

Creo firmemente que solo existe un camino para lograr el éxito: trabajar duro (con foco) y practicar. Intentarlo, fracasar, y volverlo a intentar teniendo en cuenta lo aprendido desde experiencias anteriores. Esta es la ruta más corta hacia el triunfo profesional (y personal).

Con la escritura ocurre lo mismo. Cuanto más practiques, mejor escribirás. Pero es necesario que abandones cualquier ansia de crear siempre el texto perfecto. Como escribí hace tiempo en un artículo, no te obsesiones con la perfección o acabarás sin publicar nada.

Y tú, ¿escribes cada día? Si te han gustado estos consejos, te espero en la zona de comentarios. Me gustaría mucho conocer tu opinión.

Escribe textos persuasivos.

Vende con empatía en internet.

Es el momento de dar el GRAN SALTO, tanto si llevas tiempo con tu proyecto online como si estás empezando. ¿Te unes a la comunidad de copywriting consciente?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies