¿Por qué existen negocios a los que volvemos sin pensarlo dos veces?

¿Por qué hay otros en los que no nos volverán a ver el pelo nunca más?

Todo pasa por la experiencia vivida, por las sensaciones que tenemos cuando queremos comprar algún producto o servicio. El cómo nos atienden marca la diferencia.

Tienes una peluquería de confianza porque saben tratarte bien y encima te gusta el peinado que te hacen. Vuelves cada mes a esa tienda de ropa a ojear si hay género nuevo porque recuerdas que allí te tratan con cariño.

A las personas nos atraen otras personas que nos hacen sentir bien. Que saben darnos aquello que necesitamos, y que nos escuchan.

Seguro que a ti también te ha pasado alguna vez. Acabas de conocer a alguien en una fiesta, en una cena con amigos o en un evento profesional. Tras unos minutos en los que has empezado una conversación con alguien que no conocías de nada, te das cuenta de que tienes muchas cosas en común con esa persona. Y llega un momento en el que le dices: “¡Qué fuerte! Es como si te conociera de toda la vida”.

Maravilloso.

Esta conexión es la que debemos buscar en nuestra comunicación profesional.

¿Cómo lo conseguimos? A base de conversar con nuestros lectores, clientes y demás personas interesadas en aquello que hacemos. Tendiéndoles la mano para ayudar a que sus vidas sean un poquito mejor gracias a nosotros.

Para conseguirlo, es imprescindible que conozcamos hasta el último detalle a nuestro cliente ideal. Sólo así conseguiremos seducirle y conquistar su corazón.

¿Qué beneficios vas a obtener si haces un buen uso de las técnicas de copywriting?

Si utilizas la escritura persuasiva en tu Web, blog y correos electrónicos, te será más fácil:

  • Mejorar la conversión de tu negocio online
  • Aumentar tus ventas
  • Ser más visible en tu sector
  • Mejorar la atención que ofreces a tus clientes

Si estás leyendo este artículo es porque sabes que cada vez es más importante saber escribir para vender.

Empieza a transmitir con fuerza, energía y pasión el valor de tu empresa, y conectarás con tu público. Las palabras son la solución a los problemas de tu negocio.

Veamos como utilizarlas para establecer un vínculo emocional con tus clientes y aumentar las conversiones.

¿Te imaginas que el 50% de tus visitas pasaran a ser posibles clientes?

¿Y que de ese 50% de posibles clientes, la mitad comprara tus productos?

Tu negocio despegaría como un cohete ruso.

 

Cómo conectar con tu audiencia y lograr vender más

 

#1 Utiliza un tono amable y cordial

No sólo importa lo que dices, sino también cómo lo dices. Si conoces a tu público sabrás escoger las palabras adecuadas. Habla su lenguaje, escoge sus mismas expresiones para comunicarte con ellos.

Usa también un tono amable y cordial para que el usuario se encuentre cómodo al leer tus contenidos.

 

#2 Demuestra interés

Nos gustan las personas que se interesan por nosotros. Escucha a tu audiencia y lograrás conectar con ella.

  • Haz preguntas
  • Lee y responde a los comentarios que los usuarios dejan en tu blog
  • Utiliza tu lista de correo para establecer relaciones con tus potenciales clientes
  • Interactúa con tu audiencia en las redes sociales
  • Ten siempre disponible un apartado de “Contacto” en la web de tu negocio

 

#3 Muéstrate dispuesto a ayudar

Cuando alguien visita tu web no lo hace por casualidad. Está buscando la respuesta a una necesidad. Puede ser información, puede que busque un producto específico o tal vez esté interesado por alguno de los servicios que ofreces.

Escribe regularmente en tu blog, soluciona problemas. Tiende una mano a tu público objetivo y ayúdale de corazón. De esta forma establecerás un vínculo emocional con tu audiencia.

Únicamente si apelamos a las emociones logramos que otras personas se impliquen en nuestro proyecto.

 

#4 Ten claro qué ofreces y para quién

Tu público NO es todo el mundo. Ofreces productos y servicios que ayudan a personas concretas. Tienes que tener muy definido cuál es el perfil de tu cliente ideal.

Piensa únicamente en aquellos usuarios que visitan tu web porque tienen un problema que tú puedes resolver.

 

#5 Piensa en ellos, no en ti

Cualquier visita que reciba tu web, si no encuentra rápido lo que busca, se irá a buscar a otra parte. Si tu mensaje no capta la atención de un cliente, entonces puedes dar por perdida una venta.

Escribe sobre aquellos temas que interesan a tu audiencia, y no dediques energías a hablar sobre ti y lo maravilloso que es tu negocio. Utiliza la segunda persona del singular en vez de la primera persona del plural. Llegarás de forma más natural y cercana a tus lectores.

 

#6 Sé auténtico

Ser auténtico es un valor muy apreciado. Construye bien tu marca. Ten clara tu identidad de negocio: qué hace tu marca, para quién lo hace y, muy importante, por qué. Transmite siempre que puedas la finalidad última de tu negocio.

¿Por qué haces lo que haces?

Responder a esta pregunta te ayudará a ser auténtico.

 

#7 No vendas, seduce

Si quieres que tus clientes sientan una fuerte conexión contigo tienes que hacerles sentir que son los protagonistas de tu historia. Así se sentirán parte de ella. No vendas, seduce.

La seducción es la principal arma de venta.

 

#8 Define tus objetivos

Cada página de tu web, cada correo que envías, cada post que escribes en tu blog debe tener un objetivo.  En tu Home Page no quieres el usuario haga clic en 50 sitios a la vez. Hay algo que está por encima de todo, algo que quieres conseguir sí o sí. Vender.

Cuando tienes claros tus objetivos, es mucho más fácil definir la estructura de tu página y el recorrido que quieres que haga el lector. Guíale en este sentido.

 

#9 Verbos sí, adjetivos pocos

Los adjetivos en exceso pueden arruinar tu mensaje. Fomentan el autobombo y ralentizan el ritmo de tus textos.

Sácale brillo a los verbos. Este tipo de palabras son las que nos empujan a realizar acciones. Nos mueven. Son específicos.

Evita los superlativos: “este es el mejor producto que puedes encontrar en el mercado para…”.

 

#10 Utiliza testimonios

La prueba social puede conseguir cerrar una venta sin apenas esfuerzo. Son un potenciador para conseguir conversiones.

Pero ten cuidado. No todos los testimonios valen.

No es lo mismo decir “Ana es una coach excepcional, es la mejor”, que decir “Ana ofrece un programa de coaching que me ha ayudado a crecer profesionalmente y a montar mi propio negocio”.

 

#11 Sé breve y conciso

Es una de las reglas principales del copywriting. Las frases largas pueden ser aburridas y dejarte sin aliento. En Internet el tiempo es oro y nuestra atención es mínima.

Por lo general, escaneamos en vez de leer.

Por ello debemos ser muy concisos al escribir textos. Repasa tus escritos y si una frase no se entiende muy bien, bórrala. De lo contrario espantarás a tu lector y será una visita perdida.

 

¿Cómo conectas con tu audiencia? ¿Aplicas alguno de estos 11 consejos en tu web? Te espero un poco más abajo, en la zona de comentarios.

Escribe textos persuasivos.

Vende con empatía en internet.

Es el momento de dar el GRAN SALTO, tanto si llevas tiempo con tu proyecto online como si estás empezando. ¿Te unes a la comunidad de copywriting consciente?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies